StoryTelling: Historias que venden

Tabla de contenidos

El formato de publicidad y de vender un producto o servicio ha cambiado de manera abrupta en los últimos tiempos. Creíamos que la evolución final de la publicidad se quedó con vender una experiencia. Acción iniciada con el famoso eslogan de BMW, “te gusta conducir” y su anuncio en el cual solo veíamos a alguien teniendo una maravillosa sensación de libertad.

¿Qué es el Storytelling?

Esto solo fue el principio. Las personas ya no compran simplemente porque las características del producto estén bien definidas, ni tampoco porque la experiencia que propone sea prometedora. Las personas necesitan una conexión directa con lo que están comprando, quieren conocer la historia de ese producto y necesitan saber que hay vida detrás de ese escaparate.

¿Cómo elaborar una estrategia de Storytelling?

Todo comienza conociendo a tu audiencia. Que mi público sea; hombre o mujer, entre 20 – 40 años y amante de la moda, no nos sirve nada. En cambio, si nos sirve Carmen; trabaja en una oficina de 8:00 h a 14:00 h, vive en el centro, le gusta el cine independiente y es amante de la jardinería. Tu público tiene nombre y apellidos, miedos e inquietudes, gustos y preferencias. Sabiendo cual es nuestra audiencia sabremos que historia queremos contar y Carmen es la heroína de tu historia.

A continuación hay que definir el panorama de nuestra historia. Debemos tener en cuenta que las compras que se hacen tienen un propósito mucho más profundo que el que imaginamos. Si nuestra protagonista Carmen compra un pantalón corto, no solo quiere ir cómoda o combatir la calor. Quiere utilizarlo para hacer deporte, quiere hacer deporte para mejorar su estado de salud, quiere mejorar su estado de salud por problemas de peso, etc. Así es como nuestra historia coge forma.

Debemos de añadir una moraleja a nuestra historia. Una conclusión o aprendizaje que realmente buscaba nuestra protagonista. Hoy en día las redes sociales facilitan mucho este trabajo de investigación, dándonos la información que necesitamos sobre la audiencia, visitando sus perfiles. Carmen comparte en sus redes todo aquello que le gusta, que le da miedo, que critica, que le enorgullece y que te detesta.

Esta historia que queremos contar estaría totalmente vacía y sería mera ficción si no existe emoción en la misma. No habremos conseguido nada si no reflejamos algo con vida y voz propia.

Dime, ¿cuál es tu historia?

Comparte este artículo:
Post relacionados
4 junio 2024

SEO, Blog

29 mayo 2024

SEO, Blog

13 mayo 2024

SEO, Blog

Suscríbete a nuestro blog
Todo lo que necesitas saber sobre marketing digital