Políticas de marketing ¿Qué son y cómo se aplican?

¿Qué son las políticas de marketing y cómo se aplican? - Dobuss

Como en toda actividad empresarial, lograr los objetivos marcados es primordial. Alcanzarlos, conlleva una serie de acciones que se enmarcan dentro de un plan estratégico para así fidelizar a los clientes. Para llevar a cabo la ejecución de esta estrategia aludimos a las políticas de marketing, fundamentales para cualquier negocio.
¿Aún no sabes lo que son? ¡Quédate! En este post te vamos a contar qué son y cómo se aplican, así como los diferentes tipos de políticas de marketing que hay.

Las políticas de marketing, son el conjunto de herramientas que componen el plan de marketing, y que ayudan a la consecución de los objetivos.

Para poder alcanzar este propósito, debes plantearte una serie de cuestiones, para poder trazar la estrategia correcta:

  • ¿Qué necesidad específica tiene el cliente?
  • ¿Cuál es el precio que pagarían por satisfacer esa necesidad?
  • ¿Dónde se encuentra ese cliente?
  • ¿Qué canales debo usar para llegar correctamente a ese público?

Las respuestas a esas preguntas, darán como resultado las 4 P del marketing mix (product, price, place, promotion): Política de Producto, Política de Precio, Política de Distribución y Política de Comunicación.

Ahora que ya sabes cuáles son y a qué preguntas responden, vamos a ahondar en los Tipos de Políticas de Marketing.

Políticas de producto

¿Cuáles son las características específicas de mi producto?, y, ¿de qué manera satisface las necesidades de mi cliente?

Esta política incluye tanto al producto en sí mismo (material del que se compone, nombre comercial, diseño…), ya sea tangible o intangible, es decir, un bien o un servicio, como a los elementos o servicios que lo complementan, como son el packaging, servicio técnico, garantía…

A la hora de lanzar un nuevo producto, o una actualización, es crucial que te centres en las ventajas competitivas con respecto a la competencia, para ello, deberás tener en cuenta estos aspectos clave:

  • ¿Cuáles son las características específicas de tu producto?
  • ¿Cuáles son sus beneficios?
  • ¿De qué manera satisface las necesidades de tu cliente objetivo?
  • ¿Tiene un nombre adecuado?, es decir, ¿es fácil de recordar?
  • ¿Existe armonía con los otros productos que ofreces?
  • ¿Está el servicio posventa, packaging, garantía, etc., a la altura del producto o servicio que prestas?

En resumen, la política de producto marketing mix es la primera y más importante del proceso del plan de marketing, ya que influye en todas las demás. No solo se trata al producto como un bien físico, sino, cualquier artículo físico o servicio prestado, y sobre todo, que se refiere a él en todas sus fases, desde el diseño hasta el servicio posventa.

 Políticas de precio

¿Cuánto me cuesta fabricar el producto?, o, ¿qué valor psicológico ofrece mi bien a los clientes?

De esta política depende la viabilidad económica de tu empresa, por tanto, es también una variable crucial. Una vez que se han calculado todos los costes variables y fijos derivados de la producción y, teniendo en cuenta el poder adquisitivo del público al que está dirigido, tienes que ajustarte para ser competitivo, intentando siempre obtener el mayor beneficio posible.

De esta manera, si quieres tener una política de precios en marketing ajustada y a la vez rentable, ten en cuenta estos consejos:

  • Un precio demasiado bajo da sensación de poca calidad.
  • Un precio demasiado alto solo es aceptable si el producto tiene un valor añadido.
  • Si buscas un volumen de ventas muy alto, el precio debe ser menor que la media.
  • Si te decantas por elevar el precio, el margen de beneficio será mayor, pero el volumen disminuirá. Ten en cuenta que en productos similares, la clientela, normalmente, optará por el de precio más bajo.

Analiza todos los factores que influyee: precios de coste, precios variables, competencia, valor añadido, etc. Eso te marcará las pautas para elegir el precio más adecuado.

Políticas de distribución

¿En qué tipo de comercios suelen venderse productos similares al tuyo?; ¿vendes a un intermediario o te ocupas directamente de la relación comercial con el cliente final?.

Esta variable es la encargada, como su nombre indica, de la distribución, pero también engloba el almacenaje, los proveedores, puntos de venta, si nuestro cliente es usuario final o punto de venta, etc.
Podemos diferenciar en la política de distribución en marketing dos cuestiones importantes: el canal de distribución y el punto de venta.

Para el primer aspecto, es relevante que definas tu política en base al tipo de venta que realizas, directa o indirecta. Las ventajas que tiene elegir una venta directa es que, normalmente, los beneficios son mayores. En cambio, el esfuerzo en logística y distribución suele ser mayor. Por otro lado, si tu venta está orientada a un intermediario, es justamente al contrario, menos esfuerzo en gestión de la distribución y logística, pero menor margen de beneficios.

Referente al punto de venta, este puede ser físico u online. De la misma manera, podemos tener un punto de venta en el que solo se venda nuestro producto o cosas de nuestra marca, o puede ser un punto de venta en el que existan varios productos relacionados y de empresas competidoras.

Un buen análisis de esta política te asegura llegar de la manera más óptima a tu target y sobre todo, destacar de la competencia. Puede ser esta política, un elemento diferenciador claro sobre los demás. ¡Úsalo correctamente y verás como aumentan tus ventas!

Políticas de promoción

Las políticas de promoción son un conjunto de estrategias y acciones que las empresas implementan para dar a conocer sus productos o servicios, generar interés en el público objetivo y, en última instancia, impulsar las ventas. Estas políticas son fundamentales en cualquier plan de marketing, ya que permiten establecer conexiones entre las marcas y los consumidores, y diferenciar a una empresa de sus competidores. En este artículo, exploraremos las diversas herramientas y enfoques que pueden utilizarse en las políticas de promoción.

Publicidad y relaciones públicas

La publicidad es un elemento clave de las políticas de promoción y puede llevarse a cabo a través de diferentes medios, como la televisión, la radio, la prensa escrita, internet y la publicidad exterior. La elección de los medios y los mensajes publicitarios dependerá del público objetivo y los objetivos de la campaña. Por otro lado, las relaciones públicas (RP) se enfocan en la creación y mantenimiento de una imagen positiva de la empresa, mediante la comunicación con los medios de comunicación, la participación en eventos y la generación de noticias y contenidos de interés.

Promociones y eventos

Las promociones son acciones temporales que ofrecen incentivos a los consumidores para que adquieran productos o servicios en un corto plazo. Estas pueden incluir descuentos, ofertas especiales, regalos, cupones, concursos, sorteos y programas de fidelización, entre otros. Por su parte, los eventos permiten a las empresas interactuar con sus clientes y posibles consumidores de manera directa, generando experiencias memorables que fortalezcan la relación con la marca. Los eventos pueden ser ferias, exposiciones, lanzamientos de productos, conferencias o actividades patrocinadas por la empresa.

Marketing digital y redes sociales

El marketing digital ha ganado un papel protagonista en las políticas de promoción debido al crecimiento exponencial de internet y la evolución de las tecnologías de la información. Las empresas pueden aprovechar diversas herramientas en línea para promocionar sus productos o servicios, como el marketing de contenidos, el email marketing, la publicidad en buscadores y la publicidad en redes sociales. Las redes sociales, en particular, ofrecen un canal valioso para conectar con los consumidores, ya que permiten la interacción directa, la segmentación de audiencias y el monitoreo de resultados en tiempo real.

Implementación y seguimiento de políticas de promoción

Para que las políticas de promoción sean exitosas, es fundamental llevar a cabo una planificación adecuada y establecer objetivos claros y medibles. Es importante también considerar el presupuesto disponible y las características del público objetivo. Además, el seguimiento y análisis de los resultados de las acciones promocionales es crucial para identificar áreas de mejora y ajustar las estrategias en función del rendimiento obtenido.

Conclusiones

Las políticas de marketing son fundamentales para garantizar el éxito y crecimiento de las empresas en el entorno competitivo actual. Estas políticas abarcan aspectos como el producto, el precio, la distribución, la promoción y el servicio al cliente, y deben ser adaptadas a las necesidades y características de cada empresa y su público objetivo. Además, es importante tener en cuenta la responsabilidad social y ética en las políticas de marketing, así como mantener una actitud de mejora continua y adaptabilidad a los cambios del mercado.

Tendencias futuras en políticas de marketing

En cuanto a las tendencias futuras en políticas de marketing, podemos destacar las siguientes:

Mayor énfasis en la sostenibilidad y responsabilidad social: Las empresas están cada vez más conscientes de la importancia de adoptar prácticas responsables y sostenibles, tanto en su producción como en sus estrategias de marketing. Esto incluye el uso de materiales y procesos respetuosos con el medio ambiente, el apoyo a causas sociales y la promoción de un consumo consciente y responsable.

Personalización y segmentación avanzada: El avance de la tecnología y el análisis de datos permiten a las empresas conocer mejor a sus clientes y adaptar sus estrategias de marketing de manera más precisa. La personalización de ofertas, mensajes y experiencias se convertirá en un factor clave para diferenciarse de la competencia y fidelizar a los consumidores.

Omnicanalidad y experiencia del cliente: La integración y coherencia entre los distintos canales de comunicación y venta (físicos y digitales) será cada vez más importante para ofrecer una experiencia de cliente única y satisfactoria. Las políticas de marketing deberán contemplar la omnicanalidad y la mejora continua de la experiencia del cliente.

Inteligencia artificial y automatización: La adopción de herramientas de inteligencia artificial y la automatización de procesos en el marketing permitirán a las empresas optimizar sus recursos, mejorar la toma de decisiones y ofrecer experiencias más personalizadas y eficientes a los consumidores.

Nuevas formas de interacción y contenidos: La aparición de nuevas tecnologías y formatos de comunicación, como la realidad virtual, la realidad aumentada o el internet de las cosas, ofrecen oportunidades para desarrollar estrategias de marketing innovadoras y atractivas. Las empresas deberán estar atentas a estas tendencias y explorar nuevas formas de conectar con sus públicos.

En resumen, las políticas de marketing del futuro deberán adaptarse a un entorno cada vez más cambiante, donde la tecnología, la sostenibilidad y la personalización jugarán un papel clave en el éxito de las empresas. Mantenerse actualizado y ser flexible a estos cambios será fundamental para seguir siendo competitivo en el mercado.

Categorías

    Recibe cada semana
    las mejores noticias sobre marketing digital